Astros de Houston envueltos en escándalo por robo señales

DLN-.HOUSTON.- El gerente general de los Houston Astros, Jeff Luhnow y el mánager AJ Hinch fueron despedidos el lunes por el dueño Jim Crane luego del anuncio de la medida disciplinaria que tomó Grandes Ligas por el escándalo de robo de señales.

Una investigación de la liga confirmó que los Astros habían hecho trampa usando un sistema de robo de carteles basado en cámara durante la temporada regular y los playoffs en la temporada 2017 cuando ganaron la Serie Mundial.

Luhnow e Hinch fueron suspendidos por la temporada 2020, pero Crane dijo que el equipo quería ir más allá de esa decisión.

“Necesitamos avanzar con una pizarra limpia”, aseveró.

Como parte de la penalización de la liga, los Astros también perderán selecciones del draft de primera y segunda ronda en 2020 y 2021, y la organización recibió una multa récord de $5 millones. MLB dijo en su declaración que si Luhnow o Hinch “se involucran en cualquier violación material futura” de las reglas de MLB, serán colocados en la lista permanentemente inelegible de la liga.

Crane no dio cronograma para nombrar reemplazos para Luhnow y Hinch.

El mánager de los Boston Red Sox, Alex Cora, quien estuvo implicado en los esquemas, no fue disciplinado, pero se espera que reciba una penalidad igualmente severa al completar una investigación sobre el uso ilícito de una sala de reproducción de video por parte de los Red Sox en 2018. Cora fue el entrenador de banco de los Astros durante la temporada 2017.

Si bien el plan para robar señales y transmitirlas a los bateadores golpeando un bote de basura fue “impulsado por los jugadores”, escribió el comisionado de MLB Rob Manfred en un resumen de nueve páginas de la investigación, ningún jugador fue disciplinado, incluido el mentor de los New York Mets, Carlos Beltrán, quien jugó para los Astros de 2017 y fue implicado por Manfred como uno de los jugadores involucrados en la decodificación de señas.

Crane también dijo que los jugadores no serán disciplinados. La investigación de MLB descubrió que desconocía las actividades de robo de señas por parte de su equipo.

La medida disciplinaria de la liga se encuentra entre las más duras jamás impuesta por un comisionado, con Luhnow e Hinch prohibidos hasta el día después del último juego de la Serie Mundial 2020 a pesar de que ninguno de los dos está involucrado en el esquema, e Hinch dañó dos veces el monitor utilizado como muestra de protesta. Sin embargo, Manfred responsabilizó a los dos, señalando un memorando del 15 de septiembre de 2017 sobre el uso ilícito de los Red Sox de un Apple Watch que prometía una disciplina severa para los equipos que violan las reglas de MLB contra el uso de la tecnología durante los juegos.

El esquema en sí, escribió Manfred, comenzó en 2017 y evolucionó a lo largo de la temporada. Después de usar inicialmente el personal de reproducción de video para decodificar las señas del receptor opuesto a través de una cámara ubicada en el jardin central y transmitir la información al banco por teléfono o mensaje de texto, Cora “arregló que un técnico de la sala de video instalara un monitor que muestra las imágenes de la cámara de jardin central inmediatamente fuera del clubhouse de los Astros”, según el informe. Los jugadores vieron la cámara en vivo y, al decodificar las señas, golpearon el bote de basura con un bate, y a veces un Theragun, para indicarle al bateador qué lanzamiento se acercaba. Inicialmente, trataron de aplaudir, silbar o gritar, escribió Manfred, pero los jugadores determinaron que el bote de basura era el mejor uso para transmitir las señas.

La investigación no encontró uso de tecnología ilícitamente durante la temporada 2019.

Ninguna probabilidad de ganar la Serie Mundial cambió como resultado del castigo a los Astros en el Caesars Sportsbook, ya que no se suspendió a ningún jugador.

Houston sigue empatado para las segundas mejores probabilidades con 6-1, junto a Los Angeles Dodgers. Los New York Yankees son favoritos en 4-1.

Share this:

Leave comment