Le decían “El Sultán del Asfalto” y era empresario: en Irán lo ejecutaron por corrupción

DLN-.-.Irán ejecutó en la horca este sábado en Teherán a “El Sultán del Asfalto”, un empresario condenado por fraude, sobornos, corrupción y tráfico a gran escala de productos petroleros.

La agencia Mizan, especializada en temas judiciales, informó que Hamidreza Bagheri Dermani es el tercer empresario ejecutado en el país desde que en agosto se lanzó una dura campaña oficial anticorrupción.

Lo declararon culpable por “propagar la corrupción en la tierra”, que es la peor acusación para la ley islámica que rige en Irán. Sus estafas totalizaron casi 100 millones de dólares y le contabilizaron 156 casos de delitos económicos, según la Agencia de Noticias de la República Islámica (IRNA).

Detenido en agosto de 2014, Dermani falsificó decenas de documentos inmobiliarios para conseguir préstamos.

De acuerdo con la Justicia, recibió ayuda del exgobernador del Banco Central, Mahmud Reza Khavari, sentenciado por rebeldía el año pasado tras huir a Canadá, en medio de otro escándalo de desvío de fondos.

La televisión pública iraní presentó el sábado la ejecución del empresario casi como una película de acción y mostró un documental sobre todos sus delitos.

Un tribunal ordenó que un hombre sea ejecutado y crucificado
Mirá también

Un tribunal ordenó que un hombre sea ejecutado y crucificado
En noviembre fueron ahorcados Vahid Mazloumin, a quien la policía llamaba “El Sultán de las Monedas”, y su cómplice Mohammad Ismail Ghasemi. También los condenaron por “propagar la corrupción en la tierra”.

Irán no publica estadísticas oficiales de sus ejecuciones judiciales, pero de acuerdo con un informe difundido en abril por Amnistía Internacional, en 2017 era el segundo lugar que más aplicaba la pena capital: el primero es China, que acreditó más de 500 ejecuciones.

Fuentes: AFP, Reuters, AP, IRNA y Mizan, El Clarín.