La carta de la familia de Rosa María Mora a un año de su desaparición

DLN-.SANTO DOMINGO-.El 23 de noviembre de 2017 la vida de los familiares de Rosa María Mora cambió. La mujer, de 65 años de edad, salió a las 4:00 de la madrugada de su casa y jamás se ha vuelto a saber de ella.

Sus familiares han realizado varias actividades de búsqueda y aun no tienen rastros de Rosa María, quien al momento de su desaparición vestía una camisa, abrigo, pantalón y tenis. Su destino era la iglesia Cristo Salvador, la cual visita usualmente y después tenía pendiente hacer ejercicios.

A un año del misterio de su desaparición, sus familiares han enviado una carta la cual compartimos íntegra:

Rosa Maria Mora, una montaña rusa de emociones es lo que se ha convertido nuestras vidas luego de aquel 23 de noviembre del 2017, en el que emprendiste salida a una de tus actividades cotidianas y aún no has podido regresar. Nuestros corazones abatidos aún esperan tu llegada.

Hoy se cumple un año de sentir tu ausencia física, de no escucharte de no recibir tus abrazos, tus besos, tus caricias y esa bendición llena de amor tras cada llamada.  Los días pasan, y como muchos dicen “La vida debe de continuar”, para nosotros es como si no han transcurrido  las horas y simplemente vivimos por inercia, soportando la herida palpante, sangrante y que nos quema el alma siendo el mismo dolor que en ocasiones funge como ungüento.

A pesar de que nos invaden las preguntas y tras cada puesta del sol nos aferramos a los valores que nos enseñaste, a tener una mano para dar y otra para recibir, a ser humildes y sentirnos orgullosos de la familia que juntos formamos.

Queda Prohibido olvidarte, porque no se ha perdido un objeto común y corriente de valor cuantitativo que puede ser adquirido al doblar la esquina.  Es una  madre perdida, una amiga, una abuela, una hermana de comunidad, un alma noble luchadora incansable por el bienestar de todos los que la rodean, además de ser una ciudadana impecable.

Queda prohibido olvidarte porque un ser humano desaparecido merece respeto y tiene todo el derecho constitucional de ser protegido, buscado por las autoridades y que estas continúen haciendo ejercicio de sus facultades de investigación para dar con su paradero.

Queda prohibido olvidarte porque aún hay una  generación de pequeños nietos que anhelan y pregunta pos su MOSA, porque sabemos que a ti también te hace falta verlos crecer, triunfar y disfrutarlos.

Queda prohibido olvidarte porque una madre es lo más grande sobre la faz de la tierra y no merece ser ignorada.

Queda prohibido olvidarte porque tu esposo Práxedes, tus hijos: Danny, Johanna, Paola y tus nietos: Lia Marie, Omar, Ivan Alexander, Daniella y Maria Paula  estamos desesperados, angustiados y en espera de nuestro encuentro.

Queda prohibido olvidarte porque toda la sociedad está en espera de una respuesta.

Aún faltan muchos días del abuelo por celebrar, pero sobretodo disfrutar de la armonía familiar que nos enseñaste y a la cual estamos acostumbrado.

Movidos por tu legado de amor, bondad, fortaleza, perdón y Fe en Dios, te seguimos buscando, te amamos en presente, te recordamos cada segundo de nuestras vidas y nuestras oraciones claman a una sola voz protección divina para ti y que Dios ilumine el camino a casa donde esperamos con ansias nuestro encuentro.

Continuamos apelando a la buena voluntad, apoyo y solidaridad del pueblo dominicano para que se mantenga unido con nosotros en esta ardua labor de búsqueda hasta que podamos encontrarte.

Tu esposo, tus hijos y nietos.

Deja un comentario